La etiqueta del acto de la Pascua Militar

© Ministerio de Defensa de España

Llevamos unos días debatiendo si el atuendo de la Ministra de Defensa, Carme Chacón, era apropiado para la ocasión, y en ese debate se ha visto, oído y leído de todo. Opiniones a favor y en contra. Gente que dice que no se aplicó el protocolo- creo que más bien habría que decir que no se aplicó la etiqueta requerida por el protocolo-. Otros que opinan, que si Casa Real dio su visto bueno, ya no hay nada más que decir. (Cosa totalmente cierta, ya que, desde la Escuela se repite una y otra vez, que el protocolo de los actos lo marca el anfitrión.). Expertos que sólo se basan en la moda. Algunos que si debía o no ir maquillada. En fin, comentarios para todos los gustos.
Pero lo que a mí me llama la atención es otra cosa. Quizás toda esta polémica venga dada por algo que no ha mencionado nadie todavía. La incongruencia de la etiqueta de este acto.
En todos los manuales de educación social se sostiene que la etiqueta masculina rige la femenina. Por lo tanto, lo primero que deberíamos hacer es observar cómo debían ir los caballeros a este acto.
La etiqueta para los civiles, era la propia para un acto solemne de mañana: el chaqué; y para los militares, según regula la Orden ministerial 6/1989 Uniforme de Gala, Modalidad A, que consiste en:
a) Uniforme masculino.
Guerrera caqui; camisa blanca de manga larga; corbata negra de nudo; pantalón caqui; zapatos y calcetines negros; guantes blancos; gorra de plato caqui o prenda específica de la Unidad; ceñidor de gala; capote o gabardina caqui.
b) Uniforme femenino.
Guerrera caqui; camisa blanca de manga larga; corbata negra de nudo; falda caqui; zapatos negros; medias de color natural; guantes blancos; gorra de plato caqui o prenda específica de la Unidad; ceñidor de gala; bolso negro; capote o gabardina caqui.
Habrá que mencionar que esa misma orden, incluye otras uniformidades como las de Etiqueta y Gran Etiqueta, que como dice la misma Orden ministerial: "se utilizan en actos oficiales o sociales no específicamente militares en que al personal civil se pida etiqueta o cuando se autoricen u ordene expresamente."
Por lo tanto, ya hemos encontrado la incongruencia. La tabla de equivalencia de uniformidad con el personal civil que aporta Alfredo Rodríguez, en su libro “Protocolo y Ceremonial en las Fuerzas Armadas”, página 137, establece que la correspondencia para el personal civil de un traje militar de Gala es el Traje oscuro, no el Chaqué o el Frac que lo serían para la uniformidades de Etiqueta y Gran Etiqueta.
Pero la incongruencia no es sólo esa. Aunque se admitiera que por ser un acto de gran formalidad los caballeros acudieran de Chaqué ya que es un acto diurno, su equivalencia femenina, sería el Vestido corto, no el largo.
Alguien se hará pues la siguiente pregunta: ¿por qué S.M. la Reina y S.A.R. la Infanta, acuden con un Vestido largo? La respuesta es obvia. Es indudable que por la tradición, la costumbre y la propia solemnidad y trascendencia del acto, sin olvidar el propio criterio del anfitrión, al igual que sucede con la Recepción al Cuerpo Diplomático. Dos actos simbólicos en los que los miembros femeninos de la Familia Real siempre han asistido de Vestido largo, aunque los caballeros lleven Chaqué o Uniforme Militar.

Desde mi punto de vista, este debate abierto, pone en evidencia varias cosas.
La primera, que existe mucha gente que opina sobre protocolo, sin realmente tener los conocimientos necesarios para ello, muchas veces llegando a confundir conceptos como protocolo y etiqueta.
Segundo, que hay ciertos aspectos de la etiqueta, que necesitan una actualización debido a la evolución de la sociedad. Conceptos que en el siglo XIX eran explícitos ya no lo son. Vestido corto, antes significaba eso, un vestido, simplemente porque la mujer no podía utilizar pantalones. Hoy en día nadie se escandaliza cuando alguien acude a un acto en el que la etiqueta femenina sea Vestido corto, y lleve un traje pantalón. De hecho en muchas invitaciones ya se utiliza la expresión "Traje corto" (En su momento muchos "expertos" criticaron a S.A.R la Infanta Cristina por llevar un Traje pantalón el día de su pedida de mano, y años más tarde nadie hizo ese mismo comentario en la pedida de mano de SS.AA.RR. los Príncipes de Asturias).
Y tercero, que este acto, no era un acto estrictamente social, es un acto propio de las Fuerzas Armadas por lo que la Ministra acude como autoridad, como personal civil del Ministerio de Defensa, no como invitada acompañante y su etiqueta debe ser acorde a su circunstancia.



Mª del Pilar Muiños Morales
Directora EIP Galicia

Materiales importantes para complementar la información sobre este acto:
Pagina web de Casa Real
Página Web del Ministerio de Defensa
Discurso de S.M el Rey
Discurso de La Ministra de Defensa.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Y si la invitación del anfitrión díce explícitamente "etiqueta femenina: vestido largo"?... ¿las indicaciones de protocolo están para cumplirlas, o para saltarselas?
Si a mi me invitan a un acto y me piden una etiqueta determinada, por educación y respeto la cumplo.
Pilar Muiños ha dicho que…
Anónimo, las indicaciones de protocolo es obvio que están para cumplirlas puesto que se hacen para una buena organización del acto. Por eso digo si hoy en día la leyenda "vestido largo" implica realmente llevar un vestido o no. No es éste el primer caso en el que no se cumpla, y creo que no será el último.
¿Qué pasa además si le pides permiso al organizador y te lo da?
¿Es suficiente su palabra o no?
Y si te gusta participar en este proyecto, nos encantaría que te presentaras.
Patricia ha dicho que…
A lo mejor me salgo un poco del tema central pero creo que un hecho que no debería haber pasado de ser una simple anécdota, incomprensiblemente se ha convertido en algo que ha dado que hablar durante unos cuantos días.

Sin entrar a valorar si ha sido o no un error de etiqueta (hasta donde yo sé, el traje pantalón es válido como atuendo de etiqueta), la lectura que yo me hago es la de que las mujeres nos vemos doblemente contestadas. Además de tener que demostrar nuestra valía profesional, nuestro atuendo, maquillaje, etc., son también temas de discusión, cuando estoy segura de que si hubiera sido un hombre el que se encontrara en una situación parecida, habría pasado completamente desapercibido (algo parecido le pasó a Esperanza Aguirre hace unos días con sus ya famosos calcetines con sandalias).

Mientras se sigan produciendo este tipo de debates tan frívolos veo muy lejano el día en que logremos una verdadera igualdad.
SARA ha dicho que…
Me parece una iniciativa genial este blog.Aprender más del protocolo y de la organización de actos en casos prácticos.
Un saludo Pilar.
Aula de protocolo ha dicho que…
Patricia, tal como dices, aunque tu opinión es totalmente válida e interesante, se desvía un poco del tema, porque no se trata de juzgar desde este foro si la ministra iba bien o mal vestida, y lo que ello implica, sino que quizás la polémica de todo esto venga porque todavía no hay una actualización del concepto "vestido largo" y al mismo tiempo, por el contraste entre esa imposición de "vestido largo" para las mujeres (normalmente etiqueta nocturna, salvo esta excepción y la de la Recepción al Cuerpo Diplomático)y en cambio una etiqueta diurna para los hombres.

Entradas populares