Trabajando por nuestros objetivos

Hace muy poco, todos los que directa o indirectamente estamos relacionados con la Escuela Internacional de Protocolo, o simplemente con el protocolo como disciplina o profesión, recibimos con una gran alegría la noticia de que por fín la ANECA, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación cuyo objetivo es contribuir a la mejora de la calidad del sistema de educación superior mediante la evaluación, certificación y acreditación de enseñanzas, profesorado e instituciones, y que a través de su programa VERIFICA, evalúa las propuestas de los planes de estudio diseñados en consonancia con los objetivos establecidos para la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, y que por lo tanto certifica que un título reúne las características necesarias como para ser título oficial, había dado el visto bueno a la propuesta presentada por la UCJC sobre el grado en Organización de Eventos y Protocolo. Ahora, sólo resta el proceso administrativo, es decir, que a través del Consejo de Universidades se le comunique a la Comunidad Autónoma y al Ministerio de Educación y Ciencia que elevará al Gobierno la propuesta para el establecimiento del carácter oficial del título y su inscripción en el RUCT (Registro de Universidades, Centros y Títulos), cuya aprobación mediante acuerdo del Consejo de Ministros será publicada en el Boletín Oficial del Estado.
El proceso para llegar aquí, aunque pueda parecer largo, en realidad ha sido muy corto, aunque no difícil, porque que una carrera de nueva creación como está se verifique a la primera es algo realmente significativo y digno de elogio para aquellas personas que en su momento idearon y desarrollaron este proyecto.

¿Querrá eso decir que se ha demostrado que esta profesión es más que un puesto de confianza por libre designación?
¿Implicará esto que a partir de ahora, las empresas e instituciones tendrán que buscar para esos puestos a alguien con la cualificación necesaria y no simplemente a gente de confianza para organizar esos eventos que tanto influyen en su imagen?
¿Será que por fin, para organizar un evento, no va a bastar sólo con tener “sentido común”?

Podemos decir que esta verificación no es el final del camino, sino el principio de otro que trae consigo muchas obligaciones para todos.
Para las empresas e instituciones, porque les obliga a buscar profesionales cualificados, con la preparación necesaria y específica para la organización de eventos.
Para los profesionales que deseen ocupar esos puestos, porque no valdrá acreditar ser licenciado en psicología, o en Ciencias de la información o en Publicidad y tener un curso de 20 horas en protocolo como cualificación para un puesto determinado, y que además una vez conseguido ese puesto es necesario una formación continua y una actualización de esos conocimientos.

Pero también, para las instituciones docentes, que deben dar una formación de calidad, documentada y rigurosa, que esté a la altura de lo que significa el respaldo conseguido.
Sí, estamos de enhorabuena, y se ha dado un paso de gigante, casi impensable hace tan sólo un año, pero esto nos obliga todavía más a seguir trabajando por nuestros objetivos.
*Artículo elaborado por Pilar Muiños Morales, Directora de la Escuela Internacional de Protocolo de Galicia

Comentarios

Rebeca ha dicho que…
Ojalá tengas razón y esta aprobación pronto se vea respaldada y dé impulso a una profesión que, pese a la idea generalizada, no se basa en saber cuatro datos sobre colocación, etiqueta o buenas maneras sino que precisa de una alta formación en materias tan fundamentales como la historia, la diplomacia, los idiomas y cualidades como la templanza, la empatía, el saber estar y actuar.
Somos muchos los que trabajamos para hacer del protocolo una disciplina a respetar.
Un saludo,
Rbk
Mia ha dicho que…
No podría estar más de acuerdo.Nos queda un dificil camino por delante, pero este puede ser un pequeño paso que desenboque en algo grande para todos aquellos que nos dedicamos a esta profesión.

Entradas populares